Ícone de Linguagem

Escolha sua língua / Choose your language / Elija su idioma

Português English Español

Rio de Janeiro, 26 de mayo de 2017 13h53

Juegos Rio 2016

Rio Media Center

La populación se despide de los Juegos Rio 2016 en el Boulevard Olímpico del Puerto Maravilla 

18/09/2016, 21:41

2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves20El público prestigió el Boulevard el último día de los Juegos / Foto: Fábio Gonçalves
2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves01 La Praça Mauá se transformó en escenario para las mascotas olímpicas y personajes de historias / Foto: Fabio Gonçalves
2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves02Héroes de revistas de historietas frecuentan el Boulevard / Foto: Fabio Gonçalves
2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves08 Paula Santana, en silla de ruedas, vino con la familia a conocer el Boulevard / Foto: Fabio Gonçalves
2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves16Disfrazado de Carlitos, creado por Charlie Chaplin, Roberson Martins, se presenta en el Boulevard / Foto: Fabio Gonçalves
2016.09.18-Boulevard-Olímpico_Fabio-Gonçalves22El Pebetero Paralímpico fue uno de los puntos más prestigiados / Foto: Fabio Gonçalves

Una mezcla de sentimientos entre nostalgia y felicidad dominó al público que compareció al Boulevard Olímpico del Puerto Maravilla este domingo (18/09), día de la clausura de los Juegos Paralímpicos Rio 2016. Familias, artistas callejeros, grupos de amigos, pareja de enamorados, turistas y personas de todas las ciudades buscaban ángulos y fotos para registrar momentos que quedarán guardados para siempre. El Pebetero Paralímpico, el Museu do Amanhã (Museo del Mañana), la Praça Mauá, la Baía de Guanabara, el Museo de Arte de Rio (MAR), el Vehículo Ligero sobre Rieles (VLT), el Mural Etnias y los artistas callejeros formaban el escenario del más nuevo punto turístico de Río que, solamente en los Juegos Olímpicos, recibió cerca de 4 millones de personas.

Uno de los puntos más disputado era el Pebetero Paralímpico. Todos querían sacar fotos de la llama en frente a la Iglesia de la Candelária. Jocélia Teixeira, la mamá Maria Lúcia y el enamorado Sergilson de Souza estaban visitando el lugar por primera vez y quisieron tomarse una selfie con la estructura de fondo. Josimar Texira, la esposa Rosani y la hija Mayara dijeron que ya habían visitado el Boulevard varias veces. “Me pareció maravilloso. Los Juegos están acabando y están dejando mucha nostalgia. El año nuevo debería ser aquí”, sugirió Josimar.

La Praça Mauá se transformó en un gran escenario para que artistas callejeros desfilen personajes de cine, historias infantiles y revistas de historietas. Disfrazado de Carlitos, Roberson Martins, dijo que, a pesar de no cobrar por las fotos, muchas personas colaboran con su trabajo. “El personaje no es difícil de interpretar y es reconocido mundialmente. Llego aquí a las 9h y salgo a las 19h”, afirmó Roberson.

Aderlei Ferreira, músico que frecuenta el lugar desde el inicio de las Olimpiada, demostraba mucho cuidado con las partituras antes de comenzar a tocar el saxofón. “Aquí todo es pensado para sensibilizar al público, desde la música, la forma de tocar y la secuencia de las canciones”, afirmó el músico, que planea continuar presentándose en el Boulevard.

La accesibilidad del Boulevard fue elogiada por Paula Santana, de 17 años, usuaria de silla de ruedas y residente de Nilópolis. De la mano con su primo Nicolas, de dos años, ella fue desde la Praça XV hasta la Praça Mauá. “Estoy aquí por primera vez. Todo es muy bonito y también es una oportunidad para participar de este momento tan excepcional. Pretendo estudiar arquitectura para pensar el tema de la accesibilidad”, dijo la joven que fue una de las conductoras de la Antorcha Olímpica en Nilópolis.